Make your own free website on Tripod.com

Artes marciales

A-MARCIALES
Apuntes del Jeet Kune Do
HaPkiDo
bruceelee3.jpg

Las artes marciales son estilos de combate, con frecuencia orientados a la defensa personal. En el uso común, el término se refiere a los sistemas de combate desarrollados en todo el mundo.

El concepto de "artes marciales" apareció por primera vez en inglés en la edición de 1920 del Takenobu's Japanese-English Dictionary como una traducción del término bu-gei o bu-jutsu que significa "el arte/resolución de los asuntos militares".

En palabras simples, las artes marciales son estilos de combate; las artes marciales son una expresión del ser humano y, como todas las artes no necesariamente son concebidas de manera sistemática. Hay muchas escuelas y estilos de artes marciales, pero todas comparten un objetivo: la defensa personal. Algunas artes marciales, como el Tai Chi Chuan prestan una atención especial a mejorar la salud. Etimológicamente puede afirmarse que las artes marciales son las artes de la guerra. Si el objetivo principal en una competencia consiste en anotar puntos a favor de alguien, entonces no estamos frente a un arte marcial sino un deporte.

El origen remoto de las artes marciales se remonta a la pre-historia; un ejemplo de ello lo tenemos en las artes aplicadas durante la guerra de Troya. No todas las artes marciales nacieron en Asia. El Savate, por ejemplo, surgió en Francia y los movimientos atléticos de la Capoeira vienen del Brasil.

Muchas artes marciales incluyen puñetazos (Boxeo, Karate), patadas (Taekwondo, Kickboxing, Karate), agarres (Judo, Jujutsu, Lucha), armas (Iaijutsu, Kendo, Kenjutsu, Naginatado, Jodo, Esgrima) o alguna combinación de los elementos antes mencionados (varios estilos de Jujutsu).

Las artes marciales se dividen en dos grandes grupos: Las llamadas artes marciales duras o externas como el Karate y el Kickboxing, que enfatizan el ataque para derrotar al contrincante y las artes marciales suaves o internas como el Judo y el Aikido, que abordan al oponente de manera menos agresiva, valiéndose incluso de la fuerza de este último para someterle.

Es difícil comparar la efectividad de las diversas artes existentes. En estos días, se desarrollan competencias como Ultimate Fighting Championship en los Estados Unidos o Pride en el Japón, que también son conocidas como artes marciales mixtas o torneos de AMM. Si bien aún está por verse el éxito o fracaso comercial de estos eventos, es interesante notar que ciertos sistemas tienden a imponerse en estas competencias sin reglas. Quienes apoyan esos sistemas justamente se valen de esto como argumento de la verdadera efectividad de su estilo.

Las artes marciales se definen más o menos así: a través de la historia, al soldado en el campo de batalla lo único que le importa es derrotar al contrincante que le enfrenta. El que un estilo sea suave o duro o cuántos puntos se consiguen con un golpe son detalles y temas de discusión que surgen en tiempos de paz cuando se trata de un combate cuerpo a cuerpo.

La historia de las artes marciales es extensa. El desarrollo de los sistemas de combate data desde que el hombre fue capaz de transmitir el conocimiento, junto con las estrategias de guerra. Parte del material escrito más antiguo sobre el tema data del siglo XV en Europa y su autoría corresponde a maestros notables, como Hans Talhoffer y George Silver. También han llegado a nuestros días transcripciones de textos aún más antiguos, uno de ellos es un manuscrito denominado I.33, que data de finales del siglo XIII.

Los artistas marciales difieren respecto al asunto de las competencias. Ciertas artes, como el Boxeo o el Muay Thai, dan énfasis a los enfrentamientos de práctica y a participar en competencias, mientras que las formas más frecuentes de Aikido y Krav Magá rechazan las competencias. Las razones que sustentan estos puntos de vista son diversas. Muchas de las artes competitivas argumentan que las competencias dan lugar a técnicas mejores y más eficientes. Sin embargo, ciertos estilos no competitivos sostienen que las reglas con las que se desarrollan estas competencias afectan al arte y no son representativas de lo que puede ocurrir en una situación real.

En los últimos años, se han llevado a cabo intentos por revivir ciertas artes marciales consideradas históricas. Ejemplos de esta reconstrucción histórica de las artes marciales son el Pankration y la escuela Shao Lin, que no posee una tradición continua.

 

Biografia Brucer Lee

bruceelee2.jpg